Project Description

Invernaderos y huertos familiares

La base nutricional de los ribereños está compuesta de carbohidratos provenientes de la mandioca, una de las pocas formas de cultivo practicadas. Este desequilibrio en la pirámide alimentaria es responsable de la desnutrición de la población asistida por Sembrando Salud.

La importancia de la introducción de nuevos hábitos alimentarios y de cultivo garantiza un desarrollo sostenible con una solución de corto, medio y largo plazo, y que garantiza la seguridad alimentaria.

0
Huertos familiares en funcionamiento

Los beneficios de estos huertos se han notado principalmente en niños y jóvenes, ya que se ha demostrado que cultivar hortalizas estimula y alienta a tener un mayor consumo de vegetales, adquiriendo así hábitos alimenticios saludables. Al mismo tiempo, estos huertos proveen de alimentos de calidad, reduciendo, además las pérdidas de alimentos y el gasto en compras de comida.

Cultivar fortalece, además, la integración familiar.

Los invernaderos y huertos familiares son sistemas innovadores sencillos y fáciles de construir, que permiten cultivar en estructuras que se adaptan a sus comunidades. Dan la posibilidad de producir sus propios alimentos, obtener una dieta equilibrada, así como generar ingresos económicos.

Gracias a estos huertos, las comunidades tienen acceso inmediato de alimentos frescos, ricos en nutrientes, inocuos y libres de sustancias químicas para una alimentación sana y equilibrada.

Las familias han aprendido prácticas alternativas a las tradicionales, aplicando los principios ecológicos, entre los que destacan la rotación de cultivos, captación y uso racional del agua, labores de conservación del suelo, diversificación de cultivos y elaboración de abono orgánico como composta.